domingo, 22 de enero de 2017

ALUMNOS CON HIPERACTIVIDAD: Cómo ayudarles a terminar sus tareas en el aula.


La mayoría de los profesores se quejan de que los niños hiperactivos no terminan las tareas que se les encomiendan. Su rendimiento en clase es muy desigual, rinden bien un día y al otro parece que han nacido cansados. Por lo general, el niño hiperactivo no termina las tareas porque el esfuerzo que debe realizar para concentrarse en el trabajo no se ve recompensado por el profesor con la suficiente frecuencia. Por ejemplo, en una clase de segundo de primaria, el profesor encarga a los niños una tarea de cuatro preguntas. Normalmente, esperará que los niños trabajen media hora tranquilos mientras él se dedica a corregir. A medida que los niños vayan terminando les felicitará por el trabajo cumplido. 
El niño hiperactivo, seguramente, no aguantará con facilidad los 30 minutos concentrado, comenzará la tarea y al llegar a la mitad se distraerá. al final, no sólo no recibirá el refuerzo como los demás (él no ha terminado) sino que, por el contrario, el profesor le habrá llamado su atención por estar fuera de su sitio o por estar distraído. los niños hiperactivos, necesitan refuerzos más frecuentes en consonancia con su capacidad de concentración.





¿Cómo solucionar este problema? ¿Cómo reforzar a un niño hiperactivo cada 10 minutos en una clase de 30 niños?

¡¡La siguiente opción resulta muy sencilla!!

PONGAMOS UN EJEMPLO MUY COMÚN:
El profesor entrega una tarea de, por ejemplo, cuatro preguntas a todos los niños de la clase y les indica que cuando terminen la tarea la dejen encima de su mesa. Al niño hiperactivo, sin embargo, le indicará que una vez que termine LA PRIMERA PREGUNTA acuda a su lado a mostrársela. De este modo, el profesor está:
  • Ajustando la demanda a la capacidad de atención del niño hiperactivo. para él concentrarse lo suficiente para terminar la primera pregunta es una exigencia accesible.
  • Motivando al niño, puesto que terminar una sola pregunta es tan asequible que no se demorará su inicio y tratará de terminarla pronto porque sabe que ése es un objetivo a su alcance.
  • Permitiendo que el niño de salida a su necesidad de movimiento, fomentando la concentración en los momentos en los que está sentado. 
  • Reforzando al alumno (prestándole atención) con mayor frecuencia y por el trabajo realizado. Además podemos orientarle sobre la ejecución de la siguiente tarea y recordarle que cuando complete las cuatro preguntas recibirá un punto.

Una vez que el niño haya terminado la primera pregunta, se le anima a realizar la segunda, después de mostrarla, la tercera y así sucesivamente. De este modo, es muy probable que el niño termine las tareas incluso en el mismo tiempo que los demás niños. Con la mejoría del niño, el profesor podrá encargar más de una pregunta cada vez. De este modo, para el mismo premio (la felicitación del profesor por el trabajo cumplido) se asocia cada vez una mayor exigencia de trabajo personal. 

Cuando se trate de niños muy pequeños, puede recortarse la ficha de modo que se entregue una parte de la misma cada vez. 

A priori, puede pensarse que esta actividad requiere demasiada atención individualizada y que, en el aula, no podemos permitirnos tanta dedicación. No obstante, nos sorprendería saber la cantidad de tiempo y dedicación individual que les dedicamos cuando les regañamos, les decimos que repitan la ficha , les recordamos las normas, etc... 

Estas actividades pueden complementarse con economía de fichas , premios individuales, privilegios en clase... De este tema hablaremos en la próxima publicación con más detalle.

OS ANIMAMOS A PONER EN PRACTICA ESTA TÉCNICA Y  QUE NOS DEJÉIS EN LOS COMENTARIOS VUESTRA OPINIÓN Y POR SUPUESTO VUESTRAS EXPERIENCIAS AL RESPECTO... SERÁ MUY ENRIQUECEDOR.


Fuente: Déficit de atención con hiperactividad.Manual para padres y educacdores.  Isabel Orjales Villar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario